Cuentas Específicas de Salud

La Medición del Gasto en Sida (MEGAS), se diseñó para el seguimiento de los recursos de las respuestas nacionales a la epidemia del VIH.

Tienen como finalidad determinar los flujos de fondos utilizados para financiar las respuestas nacionales a la epidemia del VIH. Por lo tanto, el proceso de seguimiento de recursos sigue las transacciones financieras desde su origen hasta su destino final (beneficiarios que reciben los bienes y servicios). La MEGAS no se limita a hacer un seguimiento de los gastos en salud, sino que también sigue los gastos no sanitarios, como mitigación social, educación, mano de obra, justicia y otros sectores relacionados con la respuesta multisectorial al VIH.

Esta metodología emplea tablas de doble entrada (matrices) para representar el movimiento de recursos entre entidades. Las matrices indican el origen y destino de los recursos evitando contar más de una vez los gastos realizados. La estimación del gasto cubre generalmente períodos anuales, y se agrupa en tres niveles: las fuentes de financiamiento, los proveedores de servicio y las funciones de servicio.

Con este tipo de estimaciones podemos saber cómo son utilizados estos recursos, a qué poblaciones benefician, cuántos recursos se destinan a las actividades de prevención y cuánto a las de tratamiento, qué organizaciones intervienen como fuentes financieras y cuáles como proveedores de atención, así como qué insumos se adquieren con esos fondos.

Para mayor detalle de información revisar los siguientes documentos:

Manual MEGAS clasificación y definiciones: Cuentas específicas VIH/SIDA (pdf 1.2 mb) Manual MEGAS NASA: Cuentas Especificas VIH/SIDA (pdf 2.6mb)